Crónica del parto precipitado de Aisha (Alemania)

La Prinzessin de la casa ya va a cumplir un mes de vida, así que ya va siendo hora de que te cuente como fue mi cuarto parto.  Si me has ido leyendo, sabrás que estuve varias semanas con los famosos (y agobiantes) pródromos de parto e incluso me llegaron a ingresar porqué parecía que estaba de parto, pero nada… lo bauticé como mi falso parto.

Lo bueno de todo esta incertidumbre de si el parto arranca o no arranca, es que debió servir para preparar a mi cuerpo, pues el parto no pudo ser más rápido.

El miércoles 23 de agosto, a las 4 de la madrugada me despertó un dolorcillo como de regla. Ni siquiera sabía si era real o soñaba, pero como llevaba tantos días con dolorcillos, no le hice caso y volví a dormirme.

A las 5 en punto me levanté al baño y me volví a acostar, al momento me dio una contracción suavita que tampoco tomé en cuenta (estaba medio zombie). Pero al escuchar la campanada de las cinco y cuarto, me di cuenta de que llevaba 4 y molestaban un poquillo pero no más que las de los últimos días. Seguir leyendo

Mis cinco imprescindibles para el bebé

Seguro que has escuchado más de una vez lo de “cada bebé es un mundo” o que “ninguna maternidad es igual”, pues hoy vengo a contarte que no puedo estar más de acuerdo ya que mi visión de las cosas ha ido cambiando según sumaba bebés.

Después de cuatro hijos, creo que tengo experiencia suficiente para contarte cuales son mis imprescindibles. Quiero recalcar que es mi opinión, basada en mis necesidades personales y estilo de vida. Algo a mi me haya ido genial, puede que a ti te resulte un trasto.

1. Mochila de porteo

El número uno, sin ninguna duda, es la mochila o cualquier otro artículo para portear.

Con el mayor no fue un imprescindible, de hecho solamente usé mochila en dos ocasiones. Era una colgona que me prestaron y era una tortura.

Pero a partir del nacimiento del segundo, la usé muchísimo. Compré una Manduca y puedo asegurar que de todas las cosas que he usado en estos diez años como mamá, es lo que está más amortizado. Con un bebé de alta demanda y un niño de 30 meses, era la única forma de poder atender las necesidades de los dos. Seguir leyendo

El relato de mi falso parto

Si me sigues por las redes sociales o has leído el post sobre los pródromos de parto, sabrás que llevo ya tres semanas con ellos y que he estado ingresada, esto último es lo que te quiero contar.

El martes pasado tuve visita en el ginecólogo y me dijo que la niña ya está muy abajo, preparada para salir y que tenía unos 3cm de dilatación. Hasta ahí bien, pero ya al ir a marcharme, hizo saltar todas nuestras alarmas (ese día pudo venir el papi a acompañarme).

Me dijo: “Prestad atención a lo que os voy a decir. Si rompes aguas, te tumbas y llamas a la ambulancia porqué va a ser un parto precipitado y han de desplazarte acostada, y si tienes contracciones que apuntan a parto, os vais deprisa al hospital”.

¡Imagínate como nos quedamos!

Nos contó que la niña está muy abajo pero no se ha encajado porqué hay bastante líquido y eso le hace como un cojín que evita que meta la cabeza en el canal de parto. Pero que a la que se rompa la bolsa, va a entrar rápidamente en el canal y al ser un cuarto parto y con mis antecedentes de partos rápidos iba a ser precipitado. Seguir leyendo

El bolso del bebé para el hospital

En el último post os hablé del bolso de la mamá para el hospital, así que hoy os traigo el del bolso del bebé para el hospital.

En mi anterior parto aquí en Alemania, como no sabía que debía llevar al hospital, hice el bolso como en los dos partos en España. Varios conjuntos, bodys, gorrito, mantita… excepto pañales y toallitas que estos si me constaban que te los dan en todos los hospitales.

Para mi sorpresa, al llegar a la habitación con el bebé, le puse la ropita que yo llevaba pero al rato llegó una enfermera para llevarlo a pediatría y me dijo que no, que debía ponerle la ropa del hospital.

Pero no te pienses que era la típica camiseta o body con el nombre del hospital. Me invitó a acompañarla a la revisión y después pasamos a una sala con un armario en el que tenían mucha ropa de bebé clasificada por tallas. Me dijo que escogiese el conjunto que quisiese ponerle y así lo hice.

Como os comenté, voy a llevar las cosas de la niña junto a las mías en un trolley. Muero de ganas de estrenar el bolso del carrito (el de la imagen) pero no quiero llevar tantos trastos a cuestas (mejor dicho, no quiero hacer cargar al papi con todo). Seguir leyendo

La bolsa de mamá para el hospital

El preparar la bolsa para el hospital es algo que nos da bastante dolor de cabeza. Al menos a mi, que me hace darle muchas vueltas por si me olvido algo o llevo demasiados “por si acaso”.

Como sabéis, mis dos primeros hijos nacieron en España en un hospital público y el tercero en Alemania, la niña también nacerá aquí.

Primero os cuento que llevo en mi bolsa para el cuarto parto y luego os comentaré diferencias con España según mi experiencia.

Al no tener coche, no quería que papi tuviese qué cargar con mil historias si finalmente tenemos que ir en transporte público, por lo que al final he optado por llevar un trolley pequeño y en una mitad llevo lo mio y en la otra lo de la niña.

Aquí, al menos en el hospital donde voy yo, a la mamá solamente le dan compresas, bragas de usar y tirar y agua con gas. Además, no se si es costumbre aquí o qué, pero las mamás solo usan el pijama para dormir por la noche, durante el día van vestidas. También cabe comentar que los desayunos son en buffet libre todas las mamás y bebés juntos, con lo que no voy a ser yo la que vaya en pijama jeje. Seguir leyendo

Los pródromos de parto

Las que me seguís por Instagram, estáis al corriente de que llevo 2 semanas con pródromos de parto y estoy desesperadita. No porqué la niña nazca ya, porqué todavía es pronto, aun nos faltan dos días para llegar a las 37 semanas y que sea un parto a término. Si no, porqué estar casi todo el día o media noche en vela con contracciones molestas y regulares, esperando a ver si van a más para saber como actuar, y que luego se paren es desesperante.

A este proceso previo al parto, se le llama pródromos de parto. El cuerpo se prepara para el día del nacimiento.

Hay mujeres, sobretodo primerizas, que no los notan. Pueden comenzar semanas, días o horas antes del parto.

Los pródromos de parto se caracterizan por contracciones un poco molestas o dolorosas, pero no son las mismas que las de de Braxton Hicks que solamente “entrenan” los músculos del útero. Seguir leyendo

Prueba del estreptococo

Desde el último post sobre el seguimiento del embarazo, he tenido 3 visitas más. Fueron en la semana 33, 35 y 36; sí, a partir de la 35 ya son visitas semanales.

En las semanas 33 y 35 no hay nada que destacar, fueron visitas rutinarias como las anteriores.

Pero ya en la semana 36, os realizarán la prueba del estreptococo (B-Streptokokken). Si es tu primer embarazo, puede que te preguntes en qué consiste, te lo cuento a continuación.

¿qué es el estreptococo b?

El estreptococo del grupo B es una bacteria que reside en el intestino y en algunos casos puede estar presente también en la vagina. Si eso ocurre, existe el riesgo de contagiar al bebé en el momento del parto. Seguir leyendo

Mis sujetadores de lactancia

A medida que el embarazo avanza, todas sabemos que nos crecen los pechos y, si tenemos pensado dar al bebé lactancia materna, es buena idea comenzar a utilizar sujetadores de lactancia.

Ayer os enseñé por Instagram los sujetadores que más me gustan y como algunas me comentasteis qué marcas os habían ido bien a vosotras, hoy os quiero hablar de mi experiencia con este tipo de sujetador.

En mi primer embarazo no compré ningún sujetador de lactancia, usé los mios normales todo el embarazo. Tenía previsto comprar unos, pero justo el día que fuimos en su búsqueda, no encontramos ninguno que me convenciese y lo dejamos para otro día. Pero ese día no llegó porqué justo ese día por la tarde me puse de parto.

Como os conté en el post sobre mi experiencia con la primera lactancia, la cosa no fue nada fácil y duró muy poco, así que no llegué a comprarlos.

Con el segundo tampoco los compré en el embarazo, quería esperar a ver como se desarrollaba la lactancia porqué, no nos vamos a engañar, los buenos sujetadores de lactancia son caros y comprar por comprar… como que no. Seguir leyendo

El bolso de maternidad

La llegada de un bebé a la familia supone tener que comprar bastantes cosas, entre ellas un bolso maternal.

¿Por qué un bolso de maternidad?

Vale, sí… para llevar sus cosas te sirve cualquier bolso, pero los maternales tienen ciertas características que los hacen más prácticos cuando se trata de las cosas de un bebé.

Los bolsos maternales suelen tener varios bolsillos y compartimentos para ordenar bien las cositas del bebé, además suelen ser de tela impermeable para que si llueve no se nos moje lo de dentro o para que si, por ejemplo se nos abre el biberón, el líquido no salga hacia afuera.

La mayoría llevan corchetes o enganches para poderlo colgar del cochecito o silla de paseo, porqué suele ir cargado de cosas (en exceso) y llevarlo del hombro es molesto.

En el mercado puedes encontrar bolsos de mil marcas, tamaños, formas, colores, materiales, precios… vaya, qué es algo que si has de elegirlo tu, seguro le das muchas vueltas hasta que des con el ideal ¡y más si eres una loca de las cosas de bebés como yo! Seguir leyendo

Mi plan de parto

El otro día os hablé del plan de parto en general y hoy os quiero contar como he hecho el mío.

Como os he contado en otras ocasiones, en Alemania son muy pro parto natural y solo usan medicación e instrumental si es médicamente necesario, por lo que en ese aspecto estoy muy tranquila. Pero para el parto de Aisha quiero llevar mi plan porqué a pesar de que el parto de Anuar fue muy respetado hubieron algunas cosas que no me gustaron.

He dividido el plan de parto en 3 apartados por lo que os voy a detallar mis preferencias en ese orden.

Antes de entrar en materia, he hecho una pequeña introducción para las matronas y el resto de personal que intervenga en la que les comento que en caso de que sea necesario, el plan de parto es modificable, pero a la vez les pido que me informen de las decisiones de deban tomar. También delego la toma de decisiones a mi marido en caso de que yo no esté en condiciones de hacerlo.

Durante el parto

En este apartado recojo mis deseos desde que ingrese en el hospital hasta que nazca la bebé.

El primer punto que comento es que en el parto solamente quiero que esté la matrona, mi marido y si es necesario, un médico. Seguir leyendo